Los smart locks ganan terreno en la industria

Los smart locks ganan terreno en la industria

 

Los sistemas de acceso inteligente a los hogares ya no dependen de una única llave. Ahora, la seguridad es biológica.
La implementación de la biometría en la industria de la seguridad, tanto para el hogar como para espacios compartidos, no es una sorpresa. Con la amplia variedad de soluciones que ofrece esta tecnología, era solo cuestión de tiempo que surgieran nuevas soluciones o implementaciones que buscan aprovechar los nuevos productos innovadores.

 

Parte de este proceso está acompañado por el desarrollo de smart locks o cerraduras inteligentes. La apertura con sistemas lectores de huellas no son una novedad e inclusive hay edificios u oficinas que ya utilizan esta llave biológica como un reemplazo de los sistemas más tradicionales. Pero con el avance imparable de esta tecnología, empezaron a aparecer sistemas que impulsan estas llaves un paso más adelante.

 

Muestra de ello se vio en la pasada CES de Las Vegas, donde se presentaron dispositivos de todo tipo: timbres con cámaras que reconocen rostros, sistemas conectados para alertar a la policía, entre otros. Pero el producto que se llevó todas las miradas y que marca el camino de la industria fue US:E, un smart lock que implementa dos soluciones biométricas: reconocimiento de rostro y lectura de huellas dactilares.

 

Gracias a un software que analiza a los visitantes en 3D, esta cerradura inteligente se abre automáticamente cuando reconoce uno de los perfiles configurados. Por si fuera poco, se pueden combinar distintas herramientas (como las huellas dactilares o contraseñas tradicionales) para acceder a la propiedad.

 

Este es uno de los tantos productos que ya comenzaron a circular en el mercado. Con una tendencia creciente, las cerraduras biométricas ya tienen el terreno allanado para comenzar su expansión.

 

El “Airbnb chino” protege a los turistas

 

China es pionera en materia biométrica. Recientemente, el estado publicó un comunicado donde confirmó que más de 120.000 viviendas públicas de Beijing comenzaron a adoptar técnicas de reconocimiento de rostro para evitar la apropiación de inmuebles, los abusos y así mejorar el control de las parcelas del gobierno. Sin embargo, este no es el único campo donde este país está implementando sus cerraduras inteligentes.

 

La empresa Xiaozhu, rival del sitio de alquiler de bienes raíces Airbnb, comenzó a probar el reconocimiento de rostro como método de chequeo de identidad a la hora de alquilar una propiedad. Según confirmó la compañía, el 80% de sus clientes ya están preparados para incorporar esta tecnología en la mayoría de las ciudades importantes.

 

“Años atrás, nos preocupábamos que las personas no quisieran compartir su hogar con un desconocido. Ahora, con esta industria cada vez más desarrollada, queremos que todas las partes involucradas sepan que están seguras donde se van a quedar y con quienes van a convivir”, aseguró en una entrevista Kelvin Chen Chi, director ejecutivo de la compañía.

 

Con más de seis millones de casas compartidas en China y una valuación de 7,2 mil millones de dólares, la firma (apoyada por el grupo de Alibaba, el e-commerce más importante de la región y uno de los más poderosos del mundo) demuestra su preocupación en materia de seguridad y cómo la biometría podría acercar a los clientes a mejores soluciones de seguridad.

 

Abrir chat
¿Requieres información de los productos?
Hola!!
Si necesitas información sobre nuestros sistema escríbenos...