Qué es la biometría dinámica?

¿Qué es la biometría dinámica?

Las nuevas soluciones combinadas permiten encontrar nuevos factores de identificación que construyen una irrepetible identidad digital.

Entender los alcances de la biometría es cada vez más complejo. Distintas industrias como la banca, el turismo o, inclusive, los gobiernos, comenzaron a explorar algunas de las aristas que se abren a partir de la implementación de distintas herramientas tecnológicas.

No es novedad el uso de este tipo de soluciones en teléfonos. Cada vez más bancos permiten acceder a las cuentas personales con solo leer la huella dactilar o escanear el iris con la cámara frontal del teléfono móvil. Al mismo tiempo, los aeropuertos ya pueden detectar de forma automática a la persona que está frente al puesto de control fronterizo y autorizar o no su ingreso.

Pero como todo proceso transformador, el ciclo de evolución está en constante movimiento. “La biometría ya no es algo que esté en los ojos o en las huellas dactilares. Ahora es algo que va contigo y evoluciona”, aseguró el Iván Moreno, CTO de New Digital Business de BBVA.

Con la expansión de nuevas soluciones, las herramientas biométricas rompieron sus primeras barreras para desglosarse en dos tipos: la estática y la dinámica. La primera es la tradicional y más consolidada. Algunos ejemplos son los lectores de huellas dactilares y reconocimiento de rostro.

Pero una nueva dimensión se abre con la biometría dinámica. Con la explosión en el tratamiento de los datos y el desarrollo de nuevas herramientas tecnológicas, aparecieron nuevas soluciones.
Así, la manera de escribir, usar el mouse y hasta sostener el teléfono son elementos para la creación de una identidad digital que no puede ser suplantada por alguien más. Lo anterior también tiene la gran ventaja de que el usuario no necesita aprender a utilizar un nuevo servicio o adoptar nuevos dispositivos.

Un ejemplo del desarrollo de esta tecnología se está llevando a cabo en la Universidad de Rutgers, en Estados Unidos, en donde los investigadores lograron identificar a una persona de acuerdo a su modo de caminar. Lo que hace diferente a esta tecnología es que se basa solo en un teléfono inteligente que, a través de sensores como el acelerómetro, captura y procesa los movimientos únicos de cada uno de los usuarios.

Los expertos aseguran que este nuevo paso en el desarrollo de la tecnología, que combina diferentes elementos para optimizar los resultados, puede ser provocadora de un cambio, siempre y cuando que la precisión del soporte esté consolidada. Así, la identidad digital se vuelve mucho más irrepetible y personal.

De esta forma, el modelo de biometría dinámica aparece como una nueva generación de esta tecnología que promete optimizar los aprendizajes del pasado, garantizar la seguridad de las personas y mejorar los aparatos de seguridad, no sin antes afrontar diversos desafíos.

 

Abrir chat
¿Requieres información de los productos?
Hola!!
Si necesitas información sobre nuestros sistema escríbenos...