En caso de sismo

Las afectaciones a las empresas más allá de lo material

No se puede negar que las mayoría del territorio mexicano se encuentra en zonas sísmicas, por lo general la mayoría de los movimientos telúricos de más de cinco grados y perceptibles por nosotros, que suceden a menudo, son prácticamente “inofesivos”, sin embargo nos hemos visto en medio de algunos más fuertes que ha generado daños, desde pequeños, hasta los que hemos sufrido en los grandes terremotos, y se sabe que es hay un riesgo contante de que suceda en cualquier momento, lo que grita a todo volumen que hay que estar preparados lo mejor posible y no solo en materia de protección civil sino de manejo piscoemocional.

El tiempo ha demostrado que no hay sitios de actividad baja porque, como se ha visto, en algún momento suceden movimientos, no solamente más fuertes, sino de tipo trepidatorio, que es el potencialmente más dañino aún a bajos grados, pero, cuando se habla de esto lo primero, y quizá en lo único que se piensa, es en los daños materiales y con mucho en las afectaciones colaterales que afecta a la empresa tras un evento de estos, como el cierre de calles, la falta de energía eléctrica, de agua, fugas de gas, etcétera, no obstante los efectos sobre las personas también perturban el trabajo y la productividad laboral debido a los trastornos emocionales, psicológicos y físicos que acarrea el miedo que general los movimientos telúricos.

Sismos y baja productividad

Después de un temblor los niveles de ansiedad, intranquilidad y estrés se disparan, durante el evento y al cabo del mismo, tocan su punto máximo, conforme pasa el tiempo bajan pero no desaparece del todo, lo que altera la salud emocional tanto a corto como a largo plazo, de hecho, es un hecho que en México, el 4% de la población sufre de fobia a los sismos y viven en una angustia constante, aunque no se note, ahora bien, después de un movimiento fuerte aproximadamente el 16% de la población presenta este temor de manera temporal, lo que suma un 20% de personas cuyas reacciones sobrepasan la norma y sufren de una baja tato física como emocional considerable que afecta directamente su productividad laboral, lo que puede comprometer la productividad de la empresa por un tiempo considerable.

Esto pone de manifiesto, en primer lugar la necesidad de reconocer el impacto negativo que las afectaciones piscoemocionales, comunitarias y personales, en el desempeño de la empresa, y en segundo formular e integrar estrategias de detección, conducción y comprensión de estas reacciones, a un plan de manejo de emergencias y planificación para la continuidad de las operaciones. Hay que decir que todo esto pude resultar de inicio algo complicado según el nivel de riesgo, la reacción particular y su alcance dentro de su actividad.

Plan de detección, conducción y comprensión de reacciones a los sismos

Para comenzar desde el área de recursos humanos, apoyados por un psicólogo especialista en manejo de crisis nerviosas, deben hacer un análisis diagnóstico para determinar la personalidad y tipo de reacción, el estado de ánimo y detectar casos de depresión, histeria, shock o ansiedad, para evitar afectar más el estado emocional de las personas y ayudar a superar lo ocurrido. hay algunas estrategias que puede se de gran valor. Es muy importante que los mandos altos sean sensibles ante dichas reacciones y forma de sentir, no es nada bueno ignorar los malestares porque si no se lleva a cabo un proceso de adaptación, el desgano ganará la batalla y con ello la cantidad y calidad del trabajo.

Los teóricos resume el plan en:

  • Retomar con cierta calma las actividades cotidianas para distraer los pensamientos
  • Evitar en los posible las noticias y pláticas sobre el mismo tema para no tensar el ambiente
  • Procurar momentos de descanso
  • Tener actividades de desahogo.

Qué hacer después de sismo

  • Identificar necesidades inmediatas, poner atención en las personas más vulnerables para:
  • Ayudar a desplazarse a quienes entran en shock
  • Manejar a quienes entran en histeria
  • Atender diferentes es estados de ansiedad de quienes se bloquean
  • 15 minutos después de que haya cesado el movimiento, un personal capacito debe revisar las instalaciones y hacer un dictamen para brindar seguridad a los trabajadores.
  • Si la magnitud fue considerable, es mejor dar el resto del día para vayan a sus casa, todas las personas sienten una necesidad imperiosa de estar con sus familias y sentirse en su casa.

Es preferible invertir unas horas para hacer la revisión y que la comunidad laboral se tranquilice en sus casas, a quedarse a “trabajar” con una plantilla baja de ánimo y angustiada.

  • Al día siguiente, haga del conocimiento del todo el personal los dictámenes oficiales y legales sobre el estado del inmueble.
  • Hacer una evaluación rápida del estado emocional de los trabajadores en sus lugares de trabajo, la mayoría de las veces, en cuanto la persona se posiciona en su lugar de trabajo, comienza a generar sentimientos de nervios y de inseguridad, ante esto es necesario hacer actividades que permitan un contención emocional, como “repasar” la ruta de evacuación desde su espacio, hacer una revisión visual de que no hay cosas que le entorpezcan el paso o representen un peligro y si las hay, quitarlas, limpiar el paso genera menos estrés.
  • Apoyo especial a los colaboradores que hayan tenido afectaciones en sus casa o alguna situación de consideración con algún familiar, perdieron su hogar, e incluso con quienes llevan a cabo acciones humanitarias.
  • Procurar un espacio del tiempo, para reunirse a comentar lo ocurrido, el apoyo social para el desahogo entre “compañeros” es importante; expresar cómo lo vivieron en el que todo se vale: hablar, llorar, gritar.
  • Más adelante, puede ser un día después hacer otra junta, o juntas a lo mejor por departamentos para, si es posible hacer lluvia de ideas de cómo mejorar la seguridad en la empresa, esto es bueno para detectar situaciones no atendidas, no consideradas o nuevas, además de “ver” los espacios, los protocolos de seguridad, las rutas de evacuación, desde la desde la mirada de quienes trabajan en ellos, esto es por demás importante pues demuestra que a la empresa le importa ofrecerles mayor seguridad y que los toma en cuenta.

La norma dice que las reacciones derivadas de un evento sísmico, van disminuyendo en los primeros meses, pero en caso de alargarse por más de seis meses, se debe canalizar a atención especializada.

Control y cuidado del personal

Cuando se habla del control o gestión de personal normalmente se trata de maneras de vigilar que los trabajadores de una empresa se comporten con responsabilidad y mantenga una productividad adecuada, pero cuando se piensa en eventos de desastres, como bien puede ser un temblor, un incendio o inundaciones, entre otros, en los que las reacciones piscoemocionales y las consecuencias no se hacen esperar, de lo que se desprende que el manejo de personal, debe tomar en cuenta e incluir, un plan de manejo de crisis y la adopción de medidas para mitigar este impacto destinadas a garantizar la salud emocional, psicológica y física de quienes integran la planilla labora para mantener a la empresa en funcionamiento.


Porque los boletines pueden ser interesante
Abrir chat
¿Requieres información de los productos?
Hola!!
Si necesitas información sobre nuestros sistema escríbenos...