El control de asistencia ante la nueva normalidad

La pandemia provocada por el COVID–19, ha provocado un número impresionante de pérdidas empleo en todo el mundo. Actualmente en la CDMX, hay una reducción en la actividad económica y una caída de aproximadamente 8.8% de ingresos. La Secretaría de Finanzas de CDMX, menciona que el confinamiento impactó principalmente a los servicios que tienen la característica de congregar bajo el mismo techo al consumidor, por ejemplo servicios de hospedaje y entretenimiento, restaurantes, comercio al por menor y al por mayor, servicios de asistencia social, al sector de construcción y algunas manufacturas; por ende, se vio afectada la generación de empleos.

“Mientras más pobre sea un país, menos trabajos se pueden” realizar desde casa

De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad de Chicago, no todos pueden quedarse en casa hasta que los contagios por Coronavirus hayan disminuido; existen diversas razones, porque su empleo es esencial, porque sus empleadores no se los permiten, porque trabajan por su cuenta y van al día o porque viven en México, donde sólo el 22% de los trabajos se pueden realizar a distancia; como menciona el subgobernador del Banco de México:

Se menciona que los 5 sectores que más tienen posibilidad de realizarse desde casa son:

  • Servicios Educativos.
  • Servicios profesionales, científicos y técnicos,
  • Gestión de empresas y emprendimientos.
  • Finanzas y seguros.
  • Información.

Los 5 trabajos que no pueden hacerse vía remota son:

  • Transporte y almacenamiento.
  • Construcción.
  • Retail.
  • Agricultura, silvicultura, pesca y caza.
  • Servicios de alojamiento y alimentación.

Actualmente ya existen diferentes protocolos para evitar la propagación del COVID-19, así como diferentes medidas para proteger a los empleados o a los mismos clientes que deban de asistir a las empresas. Algunas de las medidas que ya se deben de tomar como obligatorias, son las siguientes:

  • Uso de mascarillas y careta.
  • Aumentar el espacio físico entre empleados y clientes, colocar divisores y marcar la distancia de 40 cm.
  • Espacios ventilados.
  • Limpieza y desinfección de las superficies que se tocan con frecuencia y de uso común para varias personas al menos una vez al día.
  • Establecimiento de pausas para el lavado de manos o estaciones de desinfección con gel antibacterial con al menos 60% de alcohol.

La desafortunada situación por la que estamos atravesando en todo el mundo, ha causado cambios radicales en la manera en la que hacemos las cosas en todos los sentidos, pues sin lugar a duda, tendremos que adaptarnos a “la nueva normalidad”.

La contingencia ha generado un descontrol por parte de las empresas para mantener a sus colaboradores trabajando sin ponerlos en riesgo, asimismo, cabe mencionar que no cuentan con ese control que permite medir las horas productivas de sus trabajadores. Para ello, afortunadamente existen opciones que nos permiten llevar el control de asistencia, tanto en productivo como en campo a distancia, lo que nos ayuda a seguir manteniendo nuestra plantilla de empleados con el control necesario de forma remota. Precisamente para este factor a distancia que actualmente se ha vuelto algo necesario, existe la tecnología que cada vez evoluciona más y más, ya que se cuenta con una solución en la que se puede tener un control de asistencia, por medio de una tecnología vía remota, es decir, que tus empleados pueden checar su entrada y salida desde una aplicación móvil, que permite por medio de GPS y la capacidad de movilidad, tener el control y conocimiento de nuestros colaboradores a distancia, incluso monitorear en tiempo real. 

Pues es importante mantener este control específicamente en sectores como: servicios profesionales, científicos, técnicos, en la gestión de empresas y emprendimientos, información, finanzas y seguros.

Asimismo, para personal productivo nos trae consigo lectores biométricos que no requieren ningún contacto físico, pues cuentan con un algoritmo de reconocimiento facial, que tarda menos de 1 segundo en hacer la autentificación del rostro, permitiendo un control rápido y eficaz, evitando las aglomeraciones o cercanías entre personas, controlando la propagación del virus por este medio, pues principalmente esta solución va enfocada a los sectores que no pueden trabajar desde casa, como: el sector de construcción, servicios de alojamiento y alimentación, retail, agricultura, transporte y almacenamiento.

Al integrar estas dos tecnologías, el área de Recursos Humanos puede seguir teniendo el control del capital humano a la distancia, teniendo la concentración de ambas situaciones en una misma solución, pues debemos siempre de recordar, que el principal factor en las organizaciones es el capital humano; por ello hoy más que nunca, debemos de preservarlo, implementando medidas para impedir contagios, por ejemplo instalando dispositivos biométricos que no requieran contacto físico.

Abrir chat
¿Requieres información de los productos?
Hola!!
Si necesitas información sobre nuestros sistema escríbenos...