El necesario regreso a clases

La educación presencial, es una de las actividades que se han postergado lo más posible, debido a  las medidas de mitigación de la COVID-19, en el que el principal foco de cuidado ha sido la adolescencia y la niñez, población que se ha vivido en un confinamiento extenso, ya que este cierre no sólo se refiere a las escuelas, en realidad integra a todos los lugares donde se obtiene cualquier tipo de aprendizaje, escolar, artístico, deportivo, técnico, etc. lo que ha traído una serie de secuelas nada gratas.

 

Consecuencias de un confinamiento prolongado

El problema nace, no con el confinamiento casero, sino por la carencia de actividades y sociabilización, de hecho Francisca Palma, periodista de la Universidad de Chile, asegura que esta medida tan prolongada ha violado, y trastocado, algunos de los derechos de los niños, entre los que se pude mencionar:

  • Derecho a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral
  • Derecho a la educación
  • Derecho al descanso y al esparcimiento
  • Derecho de asociación y reunión
  • Derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo.

 

La escuela, además de la instrucción académica, es el lugar donde los niños sociabilizan, juegan, aprenden y se divierte, en resumen; se desarrollan, lo que es invaluable e imposible de hacerlo encerados en casa.

 

Si bien es cierto que los padres son los primeros responsables de velar por el bienestar y desarrollo de sus hijos, también es verdad que los gobiernos participan, en cierta medida, a través de la escuela, en la crianza de las nuevas generaciones para garantizar, en lo posible, la formación de ciudadanos productivos y de bien, entiéndase que los colegios de paga, son instituciones privadas que cumplen esta función “en nombre del estado”. Por lo que hay una responsabilidad compartida, que hoy esta concentrada solamente en los integrantes de las familia, y es menester que los gobiernos hagan su parte a través de una planeación efectiva que garantice las salud de los educandos.

 

Caminito de la escuela

En razón de la alta importancia que tiene el regreso a clases presenciales, en México, se van a implementar medidas ex profeso, además del protocolo de acción, del que son parte las medidas sanitarias, ya de todos conocidas, que se concatenan con las prácticas desde las casas, para que el riesgo se reduzca la más posible y casi no impacte la naciente vida escolar, para lo que las estrategias a seguir son parecidas a las que se llevan a cabo en los espacios donde una cantidad de personas conviven estrechamente día y noche como los albergues y los asilos, que la evacuación y el cierre; no son opción.

 

Se efectuará lo que se conoce como intervención selectiva, que empezará en el salón donde se registró el contagio para hacer un cerco sanitario que es la investigación de los contactos directos, identificación de la sintomatología sospechosa y el aislamiento inmediato de los contagiados, ya que se considera que es un protocolo que se realiza de manera cotidiana. Una de la razones de peso para este tipo de protocolo es que al momento el tipo de contagio se hace a través de lo que se conoce como trasmisión comunitaria, que significa que las personas se infectan en una determinada área, incluye sujetos que no saben cómo ni dónde se contagiaron, es decir el virus no está propiamente presente en la comunidad sino fuera de este, y que en muchas ocasiones es “adquirido” (fuera de la comunidad), por lo que es un hecho que puede darse de manera aislada, por lo que espera que su detección y aislamiento en etapa temprana sea suficiente.

 

Para  vencer el miedo

Es comprensible que muchos padres de familia sientan temor de que sus hijos vuelvan a la escuela, por todo lo que significa en materia de contagio de SARS-Cov-2, para ellos se continuará con las clases online o por Tv, con la misma validez que las clases presenciales, para que esperen las señales suficientes para decidir llevar a los niños y adolescentes de regreso a las escuela, lo que se espera sea en breve por el bien emocional y psicológico de los menores del país.

 

Auxiliares de valor

Uno de lo auxiliares de micho valor para cumplir con el protocolo sanitario, son los termómetros, para hacer tomas de temperatura, sin embargo, si se piensa en tener un control de esta la verdad es que un  implemento tan simple tiene muchas limitantes, pues para llevar un registro implica tener varias listas y anotar en ellas las diversas tomas a lo largo de la jornada, sin embargo hay implementos que ofrece grande ventajas, como los equipos biométricos, en principio porque son muy exactos en sus tomas, además “reconoce” el rostro con el cubrebocas puesto, y esta información tan completa la asienta en una base de dataos mediante un sistema computarizado de control de personal, lo que hace mucho más fácil el proceso y permite tener un mejor control y filtros para asegurar que se cumpla lo mejor posible la vigilancia sanitaria en las escuelas.

Porque los boletines pueden ser interesante

Abrir chat
¿Requieres información de los productos?
Hola!!
Si necesitas información sobre nuestros sistema escríbenos...