Una cultura de la seguridad integral

Todas la empresa se preocupan por tener bajo control los riesgos que atenten contra la salud de sus trabajadores, materiales, logísticos y financieros, entre los que se encuentran los accidentes de trabajo, enfermedades y actos delictivos, pues inciden negativamente en la productividad, amenaza la solidez y hasta la permanencia de la compañía, por ello hay que tener una verdadera cultura de la seguridad que involucre con responsabilidades a empresarios, patrones y empleados porque una empresa segura depende de que todos se hagan parte de la solución.

La cultura de la seguridad

La Comisión de Seguridad y Salud (Health & Safety Commission, organismo público no departamental del Reino Unido creado por la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo en 1974) la define como “el producto de valores, actitudes, competencias y pautas de comportamiento individuales y de grupo que determinan el compromiso hacia la seguridad. Las organizaciones con una cultura de seguridad positiva se caracterizan por comunicaciones fundadas en la confianza mutua, por percepciones compartidas sobre la importancia de la seguridad y por la confianza en la eficacia de las medidas preventivas”.

Bajo este concepto los altos mandos gerenciales de una empresa deben buscar y poner en práctica las medidas necesarias para brindar a los trabajadores buenas condiciones de salud y de seguridad en el ambiente laboral, asegurar el correcto uso y mantenimiento del mobiliario (herramientas, maquinas, etc.) e inmueble, así como mantener segura la producción que se genera (material, intelectual, digital, etc.) y los recursos económicos.

Todo esto esta integrado en tres ejes, sobre los que se construye toda la estrategia de seguridad, mediante una interacción coherente de los mismo.

  • Seguridad técnica: acciones enfocadas a la integridad de las instalaciones, redundancias, detectores de deficiencias, automatismos de protección.
  • El sistema de gestión de la seguridad (SMS): planeación e implementación de conjunto de los procesos, procedimientos y normas  para mejorar la seguridad.
  • Los factores humanos y organizativos (FHO): los factores que condicionan la actividad humana eficiente y segura.

La meta a lograr

Se podría resumir en la obtención del comportamiento que deben tener los trabajadores a diario. lo que indica acciones y medidas destinadas a educar y concienciar a los empleado optimizar el desarrollo de las actividades y lograr una disminución de potenciales accidente así como de problemas, dentro de lo que tiene un lugar actos delictivos dentro del espacio de trabajo y en los productos y servicios que ofrece la empresa, lo que significa mayor competitividad a través de la eficiencia y la organización.

Aspectos de la cultura de la seguridad

Las estrategias para lograr una cultura de la seguridad integral y efectiva, debe tener acciones encaminadas a:

  • Concientización: es el punto principal, se formulan políticas que incitan a realizar las tareas correctamente y a evitar las malas prácticas. Se fomenta la cooperación y la comunicación entre toda la comunidad laboral, para informar a tiempo de los errores cometidos con el fin de centrar las esfuerzos en su corrección y no en castigos.
  • Formación: los trabajadores deben ser competentes, sentir que tiene responsabilidades y sensibles acerca de las consecuencias que tienen sus actividades, y la mejor forma de lograrlo es a través de la formación y actualización constante.
  • involucramiento de los directivos: porque deben ser los que guíen y den ejemplo sobre prevención y buenas prácticas, también de ser quienes se encargue de administrar los premios y las amonestaciones por negligencias.
  • Gestión de las actividades: es la manera de asegurar que el trabajo se lleva a cabo de forma correcta, así como detectar a tiempo si todos comprenden bien cómo llevar a cabo sus tareas, y saber a buen tiempo si hay dificultades.

Estas acciones deben darse bajos los siguientes criterios.

  • Que sean justas y equitativas, para crear un entorno de seguridad y confianza
  • Fomentar la comunicación, participación y cooperación entre los empleados.
  • Que la comunicación sea abierta y directa, donde la información se maneje en pro del trabajo.
  • Que haya un ambiente con tendencia dominante a aprender de los errores, las faltas y fallas, sin cometer infracciones a las normas de seguridad.
  • Asignación de mayores responsabilidades a todos los empleados
  • Tener un reglamento detallado, que sea del conocimiento de toda la comunidad laboral
  • Conocer y saber aplicar protocolos de seguridad bajo una normatividad que salva vidas.
  • Campañas constantes de información y formación, dirigidas a comprender e inculcar las buenas prácticas.
  • Establecer estímulos a las buenas prácticas
  • Dirección, jefes y coordinadores deben dar el mejor ejemplo
  • Controlar los procesos clave y buscar formas de minimizar dificultades, riesgos y puntos negativos.

Herramienta valiosas

Los sistemas de gestión de personal son una buena herramienta para el fomento de la responsabilidad, en aspectos como: puntualidad, tiempo de trabajo efectivo, respeto de las áreas de trabajo, ubicación y movilidad dentro del inmueble, Ahora bien, dados los tiempo que  se viven, cuando un sistema de control de personal se compone de lectores biométricos de última generación, además se convierte en un sistema coadyuvante a la salud laboral, al detectar síntomas de enfermedad trasmisible a partir de fiebres altas, con la capacidad de hacer un seguimiento de la ubicación y contactos que mantuvo el trabajador. Esto se suma a la seguridad social, al impedir el acceso a personas ajenas a cierta áreas o a la empresa, que previene actos delictivos en detrimento del personal o de la producción.

+ CONOCE COMO PUEDO AYUDARTE
Abrir chat
¿Requieres información de los productos?
Hola!!
Si necesitas información sobre nuestros sistema escríbenos...